51(1)536-5479... 51 (1) 536-9784...
ventas@aislamientosfiberwool.com

El aislamiento de este tipo se emplea cuando el elemento a aislar trabaja a una temperatura inferior a la ambiente. Las razones por las que es necesaria su instalación son: mantener la temperatura del proceso, evitar condensaciones y prevenir riesgos para el personal en contactos accidentales. Un requisito común que deben cumplir estos tipos de aislamiento es que se debe impedir la transmisión del vapor de agua contenido en la atmósfera hacia el interior del aislamiento, lo que normalmente se consigue aplicando una barrera de vapor en la superficie del aislante. Asimismo, y con el objetivo de evitar la transmisión del frío hacia el exterior, todas las juntas del material aislante deben ser selladas.

La diferencia entre el aislamiento de frío y el criogénico estriba en la gama de temperaturas, considerándose de frío cuando la temperatura del fluido es inferior a la ambiente y hasta -50ºC aproximadamente, y considerándose criogenia desde -50ºC hasta -190ºC.

Dependiendo de la temperatura de instalación y sus características, los materiales utilizados pueden ser:

Aplicaciones: Tuberías. Equipos. Tanques y Esferas de almacenamiento de productos fríos. Tanques criogénicos de almacenamiento de gas licuado. Cajas frías

"